Algunos beneficios de invertir en terrenos

Lo que el viento se llevó, una vieja película de Hollywood de los años cincuenta, una muy famosa por lo demás, tiene entre sus diálogos una frase que es muy verdadera: la tierra es la verdadera riqueza de los hombres. Ante esta aseveración, te nombraremos algunos beneficios que tiene el invertir en terrenos.

Plusvalía

Quizá uno de los aspectos más relevantes de los terrenos es el hecho de que estos incrementan su valor a medida que pasa el tiempo. Además, el retorno de esta clase de inversiones en una localidad en desarrollo oscila entre un 12% y 15% anual. En cambio, los terrenos en Santiago, que ya no hay muchos, han elevado sus precios cerca de un 45% debido a la escasez.

Fácil mantención

Los terrenos, por lo general, son muy fáciles de mantener pues en ellos no hay construcciones que requieran cuidados especiales. Quizá sólo requerirá mantención cada seis meses, limpieza o retirar malezas o cosas del estilo. Pero esta clase de limpieza la puede realizar cualquier persona pues no requiere muchos esfuerzos ni dinero.

Riesgo bajo y alta rentabilidad

Como dijimos en el primer párrafo, un terreno es el mayor bien que existe y casi nunca declina su valor. Además puede venderse fácilmente y a precios muy elevados, o invertir en ella para diferentes clases de negocios.

Rentabilidad en el largo plazo

Las inversiones de este tipo deben considerarse, casi todas, para obtener ganancias con el paso de los años. Como dijimos, la plusvalía produce un gran retorno anual, por ello poseer el terreno durante un largo periodo de tiempo puede darte muchos dividendos y regresarte la inversión a los pocos años. Incluso puedes ganar dinero alquilándolo o constituyendo servidumbres que caduquen con el tiempo.

Los terrenos trabajan para ti

La sola tenencia de algún terreno a lo largo del tiempo, genera ganancias a tu favor. El éxito de esta cuestión es saber realizar un análisis general del terreno, su presunto valor, tasando y comparando con otros similares, estudiando su localización en la trama urbana o en el zona agraria, y cuáles son sus proyecciones para el futuro, de qué manera puede rentabilizar mejor.

Por último

Las razones que hemos enunciado en este post son más que suficientes para que te decantes por invertir en un terreno. Recuerda que no sólo ganarás dinero debido a la plusvalía y a la tenencia, sino además porque puedes producir en él, rentarlo o venderlo en última instancia.