¿Cómo comprar bienes raíces para invertir?

De entre todos los activos e instrumentos financieros que existen, uno de los más recomendados por su alta tasa de retorno son los bienes raíces. Sabemos que estos, a diferencias de los otros existentes, necesitan de un alto capital inicial, además de la obtención de un crédito hipotecario, por lo que, muchas veces, se hace más difícil acceder a ellos. En este artículo te daremos algunos consejos para invertir correctamente en estos activos.

¿Qué clase de bien raíz debo comprar?

Tienes a tu disposición viviendas, locales comerciales, bodegas y hasta estacionamientos. La que escojas depende de para qué lo quieres. Si deseas vivir, obviamente la vivienda es la alternativa, sea casa o departamento. Asimismo, puedes alquilarla para obtener ganancias mediante el alquiler de la misma.

El cuanto a las oficinas, el alquiler de éstas depende del crecimiento del país, por lo que su rentabilidad no está asegurada.
Y por último, las bodegas y estacionamientos no puedes comprarlos con créditos, por lo que su compra se dificulta.

¿Dónde comprar?

Te recomendamos una zona cerca de núcleos de inversión, lo que significa que aquella zona es una de alta demanda, lo que hará subir la plusvalía de tu bien raíz. Además que se encuentre bien conectada, cerca de servicios de primer orden, como supermercados, hospitales y supermercados.

¿Casa o departamento?

La opción ideal es un departamento pequeño de no más de 50 m2, pues estos se alquilan de manera más rápida. Además sus gastos asociados, como gastos comunes y gastos de reparación, son menores.

¿Vivienda nueva o usada?

Comprar un departamento de segunda mano pero con no más de 5 años de antigüedad, es lo recomendable. De esta forma, podrás negociar  el precio, además de tener un panorama de los gastos comunes y de reparaciones.
Te recomendamos comprar un departamento en blanco o verde sólo cuando no puedas obtener un crédito o estés esperando para juntar el pie.

¿Cómo debe ser el departamento?

Éste no debe estar ubicado demasiado alto en la construcción, ni demasiado bajo. En los pisos inferiores puede tener problemas de seguridad. En los superiores, problemas de humedad y sonido. En cuanto a la construcción, verifica que tenga buenas terminaciones, y que los materiales sean resistentes, como piso flotante, o ventanas de doble vidrio para que puedan aislar el departamento del ruido externo.

Conclusiones

Comprar una vivienda es una inversión importante y de por vida. Ten en cuenta las cuestiones que te hemos expuesto aquí, y cotiza con las inmobiliarias y entidades bancarias. No deberías estar lejos de obtener tu bien raíz.