Datos de cómo invertir en propiedades en Chile

Comprar una propiedad es una de las mejores alternativas al momento de invertir tu dinero. Por qué, te preguntarás. Pues entre las razones principales están la creciente plusvalía de los inmuebles, la alta tasa de retorno y el instrumento financiero físico que tendrás en tus manos. A continuación te daremos 6 datos más que importantes a la hora de escoger una propiedad.

Estudia el entorno

El entorno es un factor fundamental a la hora de escoger el lugar en que se emplazará tu futura propiedad. A éste el concepto de plusvalía está fuertemente relacionado, pues la plusvalía crece dependiendo de los servicios que tenga cerca la propiedad, la movilidad el equipamiento urbano, etc.

Estudia los valores de arriendo del área

Verifica que los precios de los arriendos del área sean lo suficientemente altos para que puedas pagar el dividendo con el dinero que recibes por concepto de alquiler. Observa viviendas de similares características por la zona, y estudia los precios de éstas.

Estudia la posibilidad de una comunidad de inversionistas. La alternativa de invertir en un apartamento que conforme parte de una comunidad colaborativa, es decir, que sea dueño de una parte de todo el inmueble dependiendo del tamaño de tu unidad funcional. Con esta alternativa siempre ganarás dinero aunque tu vivienda no esté arrendada.

Estudia los gastos comunes del inmueble

Verifica que el valor de los gastos comunes del inmueble sea justificado y no demasiado altos para el valor del apartamento lo valga, y al mismo tiempo puedas pagar el dividendo sin sufrir pérdidas.

Estudia la rentabilidad anual de tu vivienda

Esta cuestión deriva de todas las anteriores. Estudia bien los pasos antes mencionados, saca cuentas, equilibra ganancias y resta gastos. Una buena inversión en una vivienda debe darte una rentabilidad anual del 10% o más. Si este porcentaje se da, entonces tendrás el retorno de tu inversión en un plazo de 10 a 15 años.

Tu vivienda debe ser pequeña y estar bien ubicada

Como ya mencionamos, el entorno es más que importante. Verifica que tu vivienda futura esté bien ubicada, pero además que no supere los 50 m2, pues este tipo de vivienda tiene menores costos asociados, como gastos comunes o mantención. A su vez, se arrienda de manera muy rápida debido al creciente número de profesionales jóvenes que desean vivir solos.

Por último

No te lo tomes a la ligera. Ten en cuenta estos factores, estúdialos y la elección de tu próxima propiedad no debe traerte mayores problemas.