¿Dónde invertir en Fondos Mutuos?

Ante la oferta existente en el mercado financiero te preguntarás: ¿en qué debo invertir? Pues la respuesta depende de tu perfil de inversionista, o sea, del capital del que dispongas, de tu capacidad para arriesgarte, de tus objetivos, etc. Si eres un inversionista primerizo, y no sabes demasiado de qué trata esto de la inversión, nosotros te recomendamos que inviertas en algún fondo mutuo.

¿Qué es un fondo mutuo?

Pues un fondo común en el que participan una gran cantidad de inversionista, cuyo capital acumulado se invierte en diferentes acciones o activos, bajo la atenta mirada de administradores financieros que buscan la mejor rentabilidad para dichos fondos. Aspectos a tener en cuenta para escoger un fondo mutuo

Básicamente son dos:

1. Cuánto quieres ganar

Un componente esencial para comprender la rentabilidad de estos fondos es la correspondencia entre riesgo implicado y retorno. Debería ser que, ante la volatilidad de las acciones, éstas deberían otorgar mayor rentabilidad a largos plazos. Es por esto que en los últimos cien años, las acciones han obtenido gran rentabilidad. Pero a partir de 1980, las acciones bajaron su rentabilidad y los bonos corporativos han ganado a este respecto.

Es por lo anterior, que muchos inversionistas han preferido optar por invertir en instrumentos que mantienen su valor a lo largo del tiempo, como bienes raíces, o sea por aquellos que reducen la incertidumbre. Bajo estas circunstancias, diversificar entre estas dos opciones, entre instrumentos volátiles y menos volátiles, significa una gran forma de asegurar ganancias, equilibrando riesgos y retornos de diferentes activos. Teniendo en cuento esto, podrás escoger un fondo que involucre varias inversiones y que aseguren cierta rentabilidad, la que se adecue a tu capital inicial.

2. ¿Cuánto estás dispuesto a perder?

El factor de cuánto puedes perder, y en cuánto tiempo necesitas recibir tu retorno, es fundamental para escoger un fondo mutuo acorde a tu realidad. Es por ello que un capital que no es necesario en el acto, puede significar mayores rentabilidades pues estarán en el mercado durante más tiempo. Asimismo, esta mayor rentabilidad puede significar mayores riesgos, por lo que debes estar dispuesto a perder lo que has invertido.

Existen, de hecho, fondos mutuos que tienen un mínimo de tiempo durante el cual el capital debe estar invertido. Existen otros, además, que requieren de un mínimo de capital inicial para que puedas invertir en ellos.

Conclusiones

Es el deber de las administradoras que manejan los fondos mutuos hacerte saber de estos factores que hemos enunciado, tener en cuenta tu perfil de inversionista, tu capital inicial, tu tolerancia al riesgo, y el periodo de tiempo en el que puedes invertir. Una vez tengas esto claro, podrás tomar una decisión consciente de qué fondo mutuo es el que conviene más.