Fondos mutuos y cómo invertir en ellos de manera profesional

Un paso necesario para efectuar inversiones en fondos mutuos es aportar capital a la empresa administradora que maneja las inversiones en este fondo. No hay un mínimo establecido; éste dependerá del fondo y de la administradora.

Cómo funciona la inversión en un fondo mutuo

El capital que aportas es reflejado en cuotas, las que detentan un avalúo que varía periódicamente y que se te informa con la misma periodicidad. Este valor aumenta o disminuye debido a la variación de los activos que integran el fondo. Una vez efectuado este aporte, puedes checar, cada vez que gustes, el valor específico de cada cuota, para cerciorarte de la rentabilidad del mismo.

Algo fundamental que tienes que saber es que cuando inviertes en este tipo de instrumentos, debes firmar un documento que acredita que has contratado un determinado número de cuotas. La administradora, por su parte, deberá informarte sobre el reglamento que regulariza el fondo que has escogido. Éste debe contener la información expuesta a continuación:

– El total de la remuneración que la sociedad exige por el servicio de administrar el fondo.
– La cantidad de comisiones por encima de la inversión.
– El plazo total, con fechas incluidas, en que el dinero invertido retorna.
– Políticas de la cartera de inversión del capital.
– Planificación de la inversión.

Este documento de inscripción contiene, asimismo, todos los datos relevantes de la transacción efectuada, así como la información anteriormente expuesta sobre el reglamento interno.

Eso sí, antes de hacer cualquier inversión, es necesario solicitar toda la información posible sobre la naturaleza de la inversión, cómo se conforma ésta, qué clase de activos posee y cuál ha sido su desempeño anterior, pues de esta forma puedes averiguar si dicho fondo es pertinente a tus expectativas de rentabilidad. Por ejemplo, si el riesgo del fondo es uno al que puedes aspirar, o si, por el contrario, el mínimo de aporte al fondo es acorde a lo que tú deseas invertir, así como la rentabilidad y los plazos, pues puede ser que el periodo de inversión sea más del que esperas.

Y por último mencionar que una alta rentabilidad de inversiones efectuadas en periodos anteriores de cualquier fondo no significa, bajo ningún punto de vista, que, en un periodo similar, ésta se repita pues los instrumentos financieros varían con el paso del tiempo y dependen de los factores de la economía, muchos de ellos exógenos al fondo mismo.