Los bienes raíces en el Chile actual

Cuando se habla de invertir dinero saltan muchas alternativas a la palestra. Si nos damos el trabajo de hacer un ranking de las opciones más seguras probablemente en el puesto número 1° estén los bienes raíces. ¿Por qué te preguntarás tú? Pues por la siempre creciente demanda en el arriendo de inmuebles, así como la materialización del capital en un bien tangible.

El crecimiento de nuestro país, que en el 2018 fue del 2,5%, augura un crecimiento por sobre el promedio en la materia que nos compete, por lo que no queda más que dar algunos tips para el momento de escoger la propiedad.

En qué aspectos debo fijarme al buscar una propiedad

Lo primero de todo es la locación, que esté en un área con gran potencial de desarrollo, así como cerca de avenidas, casas de estudios, servicios y equipamiento público. Recuerda que la plusvalía (el incremento en el valor de la vivienda) dependerá de estas cuestiones.
Con respecto al tamaño de la propiedad, se recomienda una de hasta 140 m2, pues estos inmuebles tienen la posibilidad de quedar librados, al menos un par de veces al año, de pagar contribuciones. Además a esta clase de propiedades se les priva, en determinadas ocasiones, de pagar el 50% del gravado a bienes raíces durante un periodo de tiempo que en ocasiones alcanza los 10 años.

Otro aspecto relevante es que la construcción esté en proceso, es decir, que puedas comprar la propiedad en verde para obtener los beneficios asociados y, de aquella forma, mejorar la rentabilidad de la inversión a largo plazo. Otra opción es la de comprar una vivienda de remate, o ponerla en alquiler una vez la hayas amoblado. De esta manera, puedes sacar hasta un 50% más de beneficios.

Vivienda como hotel

Una manera que está muy de moda es la de comprar una apartamento, equiparlo completamente, con todos los aparatos, toallas, incluso hasta implementos de limpieza y cocina, y alquilarlo por día y por estadías prolongadas. En Internet existen varias plataformas que se dedican a ofertar departamentos para tales fines. Lo bueno de esta alternativa es que recibirás el pago mediante tarjeta de crédito, y los arrendatarios enseñan su perfil de forma público en las plataformas con las puntuaciones de sus pasadas estadías en otros departamentos.

Finalmente

Invertir en un bien raíz es, por donde se le mire, una alternativa más que rentable a corto y mediano plazo pues, créenos, comenzará a darte dividendos desde los primeros días.