Opciones en las que invertir tu capital para obtener grandes ganancias

La economía personal es un tema más que relevante para la gran mayoría de nosotros. Incluso hay algunos que buscamos hacer crecer nuestros ahorros y no sólo estabilizarlos. Para ti, que deseas obtener rentabilidad de tus excedentes, este post, el que te brindará opciones en las que invertir.

Bienes raíces

Invertir en propiedades es una de las alternativas más seguras que existen en el mercado debido a la creciente plusvalía de éstas y a la rentabilidad extendida en el tiempo. Además los ingresos producidos por la rentabilidad de un inmueble son pasivos, por lo que no requerirá de esfuerzos agotadores o grandes inversiones, claro, sólo la inicial.

Instrumentos en la Bolsa de valores

Si no tienes un capital muy elevado, invertir en diferentes activos en la Bolsa se torna una alternativa al alcance de la mano, aunque un poco más arriesgada que los bienes raíces. Todo dependerá de tu perfil de riesgo, de la ganancia que esperes obtener, del periodo de tiempo que dure la inversión, etc.

Negocios propios y pymes

Invertir en negocios propios siempre es arriesgado, aunque aporta mucha satisfacción sacar una pyme propia adelante. En esta inversión, el factor pasión juega un factor relevante pues te dedicarás a algo que realmente te incentiva. Al igual que en la inversión de activos en la Bolsa de valores, las ganancias en los negocios propios siempre se presenta a la larga. Pues debes tener paciencia y dedicación.

Cartera de fondos extranjeros

Si no tienes un conocimiento avanzado sobre cómo funciona el mercado financiero, y no te atreves a invertir en acciones, entonces los fondos mutuos son tu opción. En estos compras cuotas en una administradora, la cual trabaja tu dinero en conjunto con el dinero de otros inversionistas. La ganancia, la mayoría de los casos, está asegurada, pero el porcentaje de ésta puede variar según el fondo y el periodo que dure.

Préstamos entre particulares

Una opción interesante y diferente a la hora de generar negocios o invertir en emprendimientos propios. Lo relevante es que no habrá una institución financiera de intermediaria, por lo que los intereses pueden ser menores y menos duros. Se puede generar una gran rentabilidad si te haces de un capital que esté moviéndose siempre y teniendo una cartera de clientes que utilicen tus préstamos y los aconsejen a otros a tomarlos.

Todas las opciones anteriores son plausibles si es que tienes capital y deseas verlo crecer exponencialmente. Sólo escoge el que más se adecúe a tu personalidad.