¿Qué es una Bolsa de Valores?

Las bolsas de valores son organismos en los que se desarrollan los procesos de venta y compra de acciones e insertan nuevos valores de mercado, al mismo tiempo que asesoran a posibles compradores e inversores futuros.

¿Cuál es su rol?

Ser el intermediario entre las compañías y los inversores. Éste, su rol principal, contribuye al mercado mejorando la relación y la conexión entre clientes y empresas, para un eficaz desarrollo de los diversos instrumentos de transacción. Asimismo, facilitan los procedimientos que permiten el ahorro de capitales, el crecimiento de los mismos, la transacción y la inserción de nuevos bonos en el mercado.

Además, abren y preparan el espacio para valores financieros recientes, los que no han sido transados en ningún organismo y cuyo valor aún no es específico, al mismo tiempo que fomentan la libertad en el precio del mercado y la transparencia en cada una de las operaciones.
Por otro lado, proveen a los corredores y a cualquier participante en el mercado de valores con la infraestructura, equipos y sistemas necesarios para el desarrollo de su logística.

¿Qué son los indicadores accionarios?

Son índices que miden el comportamiento de un valor en el mercado, sus alzas y bajas, y que sirven para medir el futuro proceder del mismo. Las bolsas los utilizan, en ocasiones, como benchmark (comparativa para medir rendimientos) para evaluar el comportamiento de los diferentes activos.

Los elementos que integran el índice suelen ser de una misma industria o bolsa, para que la medición se efectúe con similares parámetros.
Por lo general, distintas bolsas de una misma nación poseen distintos índices para medir cómo se comportan los valores que han sido transados en éstas.

Vínculo con la DMF

La comisión para el mercado financiero supervisa estos organismos. Éstas requieren de la autorización de la DMF para operar. Según lo especifica la ley, las bolsas de valores requieren de los siguientes requisitos para funcionar:

  • Sostener un pago mínimo durante todo el periodo de 30.000 unidades de fomento.
  • Tener como mínimo a diez corredores en su plantilla.
  • Ningún corredor puede, individual o colectivamente, poseer por sobre el 10% de acciones en la misma bolsa.
  • Los activos de la bolsa pueden transarse en el organismo que los ha emitido o en cualquier otro.
  • Deben proveer los mecanismos y servicios necesarios para permitir el mejor desempeño en sus designios.