¿Qué son los Fondos Comunes de Inversión?

Los fondos mutuos son, para ponerlo de manera somera, un pozo colectivo en el que tú, como inversionista, junto a otros, los cuales pueden ser empresas, instituciones estatales, personas naturales, etc., depositan capital en forma de cuotas de participación las que representan un porcentaje de dicho monto total. Este pozo es invertido, mediante una administradora financiera, en instrumentos financieros de diversa índole. Entre estos se encuentran los depósitos a plazo, acciones, cuentas de ahorro, commodities, divisas, etc.

El objetivo de los fondos mutuos es que dichos instrumentos generen ganancias debido al alza de su precio, para que, de esta forma, obtengas beneficios en el mediano y largo plazo.

Tipos de portafolio de fondos mutuos

Como no todos los inversionistas tienen un perfil de riesgo similar, existen diversos portafolios con diferente riesgo, así como con diferente rentabilidad. Los portafolios de más bajo riesgo, cuyas ganancias está más bien asegurada, se compones de depósitos a plazo o renta fija, la que dará dividendos seguros pero no muy altos. En cambio, un portafolio agresivo, invertirá en acciones e instrumentos volátiles, por lo que los inversionistas de este tipo de carteras tendrán una resistencia al riesgo más elevada.

Ventajas de los fondos mutuos

Una ventaja notable de estos fondos es la diversificación que contemplan. Como te lo mencionamos más arriba, los portafolios de inversiones reparten el capital en diversos instrumentos, algunos con más seguridad de que obtengan ganancias que otros, por lo que los dividendos están casi asegurados. Este concepto es el famoso «no poner todos los huevos en una sola canasta». Como sabrás, así te aseguras de que varios, o todos, se desarrollen de la forma en que tienen que hacerlo.

Razones para invertir en esta clase de fondos

Algunas razones:

– Dan mejor rentabilidad que la renta fija que te ofrecen las entidades financieras.
– Puede retirarse el dinero cuando tú gustes.
– Pagan menos tributos que las cuentas corrientes.
– Todas las empresas, tanto privadas como estatales, tienen capital en esta clase de fondos. Por ende, la rentabilidad está prácticamente asegurada.

Últimas consideraciones

Tienes que estar al tanto de que las administradoras que manejarán tu capital te cobrarán una comisión por el servicio de asesoría y administración. Dicha comisión, eso sí, se cobra al momento de retirar los fondos, ni antes ni después. Además, si tus ganancias ascienden a más de $850.000 durante el periodo, tendrás que pagar impuestos asociados a las ganancias. Te puedes librar de pagar este impuesto si tu ganancia es inferior.