¿Quieres invertir en propiedades en Chile?

Invertir en bienes raíces es una de las apuestas más seguras debido a su estabilidad y alta rentabilidad. Para lograr el mejor resultado primero hay que tener claro algunos aspectos fundamentales con respecto a este tema.

Tasa interna de retorno

Este concepto es fundamental. Se trata del porcentaje «devuelto» luego de hacer la inversión inicial. Por ejemplo, si inviertes $70.000.000 en una propiedad, y por conceptos de arriendo al año tienes una ganancia de $7.000.000, tu tasa de retorno anual será del 10%.

Comprando viviendas

Esta operación, que consta de comprar una casa o un departamento para arrendarlo y obtener ganancias luego de restar el pago del crédito o préstamo, es de las más comunes en Chile. Presenta dos rasgos fundamentales:

– Elevado costo de mantención. Gastos comunes y dividendos pueden cubrirse por completo con el pago del arriendo.
– La tasa de retorno es superior en viviendas de 1 o 2 habitaciones.

Invirtiendo en estacionamientos

El número de automóviles en Chile crece cada día. Por lo consiguiente, hacer inversiones en esta clase de bienes raíces es muy rentable debido a:

La oferta es mínima.
– El costo de mantención de estos es casi inexistente.
– Debido al punto anterior, la rentabilidad es alta, llegando al 10% y más.
– La mejor rentabilidad se obtiene en cuyos edificios el uso es exclusivamente de estacionamientos.

Inversión en oficinas

El rubro de la construcción en Chile ha crecido más que ningún otro rubro en la última década en Chile. Más que nada, edificaciones destinadas a oficinas. Con respecto a esto, hay que tener en claro algunos aspectos:

– Existe una oferta elevada. Se estima que más de 1.000.000 m2 se han construido en Chile. La demanda real solo asciende al 15% de esa cantidad.

– Dependiendo de la comuna, la rentabilidad difiere. En los mejores casos, la tasa interna de retorno asciende al 10%. En los peores casos, al 5%.

– La rentabilidad también es relativa. Ésta depende del crecimiento de los marcadores económicos.

Invirtiendo en bodegas

La inversión en bodegas es un mercado aún en etapas tempranas de desarrollo, por lo cual se estima que debe crecer y que nuevos actores entren al escenario. Analizando algunas cuestiones con respecto a éstas:

– La tasa de retorno varía entre el 7% y el 13%, lo que es bastante alto.
– La demanda suele concentrarse en zonas cercanas a fábricas y núcleo empresarial.
– Los costos de mantenimiento son relativamente bajos.
– En los años venideros, esta área debería presentar un crecimiento exponencial.

Como verás, la inversión en propiedades casi siempre significa una alta rentabilidad. No dudes en invertir. Nos lo agradecerás.